jueves, 25 de agosto de 2016

Al Larguero por: Alejandro Tovar Medina

Salvador Necochea trajo la primera división y con tal primicia, llegaron los sobresaltos, el vivir con el rosario cargando y las veladoras encendidas, era tal esa suerte de equipo debilucho, carente de recursos y materia prima, que si bien ofrecía tórridas batallas terminaba por sucumbir ante los clubes de mayor peso y planteles de superior jerarquía. Pero la gente siempre estuvo ahí, fiel. Afición de un pueblo que cuando cae, sabe levantarse, experto en sobrevivencia.
Con el Grupo Modelo y Don José Muguerza, saltamos al olimpo hace casi veinte años. Tocamos el cielo con Jared zurcando los aires y atesorando historia goleadora, con los centros de Jorge Rodríguez, la potencia de Rubio, Pedro, Paco Gabriel, el artista Wagner, el sello de España, las fintas de Guamerú, el vuelo de José Miguel, la prestancia de Caballero, la juventud de Nicolás, la furia de Adomaitis, el genio de Galindo, la sapiencia de Alfredo, todos cuidados por el Dr. Galván y el increíble arte renovador de piernas de Ricardo Luna, entre varios que se van del recuerdo. Con ellos y otros que fueron llegando para colgarse campeonatos, Santos se convirtió en una industria.
 
 
El TSM fue levantado como un homenaje para afición incomparable, gente especial que sabe vivir en el desierto feroz, que estableció nuevas reglas de lealtad y que ha conseguido que ahora la veneración se diera más por los héroes, que ya tiene más fuerza que el juego mismo. Pasó a ser un escenario de especulación y de una sola faceta, la triunfadora y de pronto, en ese afán de técnicos extranjeros, viniendo de un vacilante Cocca pasó al extravagante Caixinha, que también levantó copas, sin seducir, pero alcanzando los resultados. De ahí a Elvis Zubeldía.
Santos ya no provoca expectativa, esperanza y alegría. Ese público, su gran público, espera el domingo para que sobre el terreno, su equipo recupere los afanes de aventura y belleza, como parte vital de un espectáculo pleno pero lo que ha visto hace que termine como los jugadores, con la mirada hacia el piso y los lamentos saliendo por la ventana, con los jugadores y técnicos preparando las excusas o presagiando el camino más corto a la salida, como huída necesaria.
De la Torre iba para Toluca pero el destino lo enganchó en Torreón y tiene un reto de alto nivel, que lo consagrará en definitiva o le dejará en el punto de mira de la crítica y el olvido, porque posee la capacidad pero le falla su materia prima, todos vemos que hay contrataciones fallidas y jugadores que no encuentran ni su mejor forma, ni el futbol, exiliados de la fortuna y la confianza.

Entonces, la convocatoria debe ser para la gente, si es que se le puede pedir más luego de sufrir todo este tercio de un campeonato, donde con los malos resultados se apareja la sombra de los porcentajes. En esta licuadora donde van las evidencias actuales, la especulación, los números y el enojo, se salva el escudo que cada cual lleva pegado a su pecho, sobre su corazón, el logotipo de su equipo y por ello tiene que integrar una fuerza del mismo tamaño de su pasión para impulsarlo, ya no para crucificarlo. No es difícil saber que al apasionado se le puede solicitar que tenga objetividad, porque está unido a sus colores. Se deleitó en la élite y ahora mismo, antes de que el infierno pueda alcanzarnos, formemos una valla popular de apoyo y entrega, para que la intensidad del pueblo por su equipo incite a que De la Torre y Santos, muestren una mejor cara.
Esa que todo santista quiere ver, para sonreír plenamente, como sólo ellos saben hacerlo, porque en el fondo, todo mundo quiere que el futbol siga siendo causa de su alegría. Hagámoslo juntos. Por más que el juego sólo sea de los jugadores, en la tribuna se agitan los corazones.
 
arcadiotm@hotmail.com

jueves, 7 de julio de 2016

MAQUINAS DE NOSTALGIA

Mucha gente usa las redes sociales no para unir, no para ampliar sus horizontes, sino al contrario, para encerrarse en una zona de confort, donde el único sonido que escuchan es el eco de su voz, donde lo único que ven son los reflejos de sus propia cara.

Sin embargo, en el tiempo de la tecnología y modernidad, uno buscaría que la cultura mediática estuviese cada día más ligada hacia los que se fueron, que con el tiempo lográsemos comunicarnos con ellos, sin necesidad de irnos también los que ahora quedamos sufriendo en este mundo convulsionado.

La Cuarta Ola de Alvin Toffler (1928-2016) nos instala en un entorno inteligente donde los sujetos estamos arribando de a poco a un mundo de transhumanismo, como secuela de la información que llega con la tecnología acelerada y sin freno, restringidos por limitaciones biológicas, físicas, mentales, intelectuales y espirituales y seremos transformados, no solamente el mundo.

Si la computadora realiza nuestro poder mental y ese tal entorno inteligente puede cambiar la química de nuestros cerebros, ojalá que los microprocesadores y microcomputadoras que predijo Toffler llegarán para dominarlo todo lleven consigo un detalle que nos lleve al mundo de la juventud extrema para andar jugando en los llanos de Lerdo, futbol de pobres, con botines usados, pelota prestada y colores disparejos con los viejos amigos de la prepa y perseguir muchachas los domingos en la plaza, con tres cervezas encima y tacos dorados para cerrar la semana.

Toffler solo predijo futuro. Se olvidó de la nostalgia.

arcadiotm@hotmail.com

martes, 28 de junio de 2016

CORAZONES DE FUEGO

Cada cual es libre de seleccionar lo que más le impresione de cada evento y como los gustos por mujeres de variadas virtudes se impone simplemente la vista o la sexualidad, el sentimiento y muy de vez en cuando, la sensibilidad que cada cual tiene en cantidades disparejas; no siempre hay equilibrio.

Cuando los argentinos escucharon su pedazo de himno nacional, porque los organizadores miran hacia el negocio, no al patrioterismo y eso implica tiempo valioso, buscaron dejar solo espacios de las hermosa pieza pero impactaba ver a los jugadores, sobre todo a Messi, tiesos, quietos, mudos, solo algún par con una pequeña estrofa.

Llegado el turno chileno, dieron media vuelta a la izquierda para ver de frente a su bandera y cantaron con hondura y orgullo, TODOS absolutamente. Terminó el espacio de audio y CONTINUARON, hasta concluir, en una demostración que desliza emociones y conceptos.
    
    Dulce patria, recibe los votos
    con que Chile tus aras juró
    que o la tumba serás de los libres
    o el asilo contra la opresión

Esos hombres llevaban mucho antes de lidiar en la cancha, el corazón en la mano y aunque a todos el miedo les fluía a raudales disputaron pero no jugaron realmente a los niveles apetecidos y dentro del gran ruido llegaron a los penales a pesar del torpe y exhibicionista árbitro brasileño, que primero repartió tarjetas y al final olvidó un par de rojas que merecían Funes Mori y el lateral Mercado. Terminó como mejor pudo.

Después, fallaron los patrones y fueron apareciendo otros héroes que ahora mismo hacen su historia y fundamentan una leyenda que se establece sí desde la capacidad de los rojos, de su gran aptitud pero sobre todo, de su actitud maravillosa, dinámica, impecable y sobre todo, ejemplar.
Con actitud indómita, los hombre consiguen maravillas.
 
Arcadiotm@hotmail.com

martes, 14 de junio de 2016

LOS ARCHIVOS DEL TESORO

La fuerza transformadora que se da a través de las palabras, emerge primero como una compañera que hace presencia; luego, se queda y te va llevando por senderos insospechados, pues se convierte en costumbre y ese hecho, por sí mismo, te hace otro hombre, otro ser, con el poder de leer.
El aspirante a periodista debe leer mucho, de todo tipo de temas, por encima del que abrace, para conseguir con ello una considerable cultura general. Cuando ya lo es, debe leer aún más. La lectura le dará vocabulario, enriquecerá su prosa, ubicará adjetivos, encontrará historias impensadas, lo llevará volando con imaginación, a cualquier parte del mundo.

La lectura es un amigo permanente, que no sólo brinda el conocimiento, sino que consigue acelerar tu pasión y abrillanta el intelecto, te inyecta el entusiasmo que faltaba antes de aclarar, con ella, los caminos inciertos. Ser lector es hacerse cautivo de un afán interminable, ése que permite que luego deslicemos emociones y conceptos tan fuertes como profundos.
Leer es como tener al cuello una soga perteneciente al arte de la seducción, pues quien logra luego mostrarse al mundo a través de sus propios escritos lo hará como un hombre renovado, que ha dejado de ser común y que ha decidido, leyendo, pasar al sector de los privilegiados por su capacidad y despliegue de habilidades para redefinir su entorno social.

La resistencia a la lectura es también resistirse a vivir en calidad. El hombre capacitado, cabe y resuena en cualquier parte. El periodista culto, experto en su tema y el mundo que le rodea, es autoridad que determina y dotado de su pasión natural, con actitud optimista y ganadora logra hacer del periodismo, una verdadera interpretación de la realidad. Va, ve, investiga, recuenta y de vuelta nos trae a todos la nota, con tono enterado, cordial, profesionalizado.
El laureado periodista polaco Kapuscinski comentaba: "Decirle algo nuevo a esos hombres pensantes que nos ven, leen o escuchan, con expectativas de encontrar explicaciones y estímulos a la reflexión, es obligación. Los periodistas deben ser cien veces más sabios que ellos, lo que impone la tarea de estudiar continuamente". Y los que ejercen, ¿lo cumplen cabalmente?

Arcadiotm@hotmail.com

sábado, 11 de junio de 2016

UN MUNDO RARO

El futbol es solamente un juego pero tiene el gran poder de conseguir que los protagónicos se despojen de sus máscaras, pues deben actuar mirando a los ojos y sin perder de vista el panorama. Y en ese entorno, uno como fan pasivo, encuentra de todo, en un rico surtido de personajes que deslizan emociones y conceptos tan fuertes como profundos. Surten al medio de fantasmas que no dejan dormir y atacan por las noches.
Hay que buscar la diversión en cualquier sitio, porque generalmente se puede ubicar en gente, cuya inteligencia es tan grande, que creen ser superiores a los demás, por ello actúan con un cinismo propio de hacer trato con bobos, como el padre de Messi, culpado por el propio jugador de hacer los arreglos financieros y por tanto, los fraudes fiscales pero que el viejo delega a los asesores y abogados. ¿Y él no sabía nada, no lo autorizó en su momento? Es una paloma que identifica la honestidad.
O Blatter que cuando le hablan de cantidades espectaculares autorizadas por él para su bolsillo y el de cercanos, diga que todo es legal, que todo es mentira y que de sus colegas fraudulentos nunca supo nada, "porque no puede vigilar a todos". ¿El mismo creerá que todo mundo aprobará sus versiones? Es una vieja paloma negra.
La millonaria Copa América desemboca en el mundo del dinero, con el futbol generador de cantidades impensadas entre boletaje y sponsors, sin justificarse hasta ahora en la cancha, porque los grandes equipos parecen haber perdido el pacto con la pelota, la hermandad con el espectáculo y la conexión de los grandes jugadores deja de existir, al conjuro de un show televisivo que se nos receta con grandes previos, pero donde los organizadores fallan, con vergüenza, confundiendo el himno chileno con el uruguayo, sin que nadie se haga responsable de semejante exhibición de ineptitud. Si acaso enternece el grado fraterno de los comentaristas entre sí, todos "muy queridos".
Hay gente que confunde el mundo generado por las sensaciones, con el mundo creado por el pensamiento y cree que ver es lo mismo que entender. Por ello tal vez sea mejor rezar porque Don Alejandro encuentre en el draft figuras que reinstalen a Santos en la élite, porque de jugadores comunes está lleno el salón.
Arcadiotm@hotmail.com

miércoles, 1 de junio de 2016

VIENTOS DEL NORTE

Al liberarnos de nuestros propios miedos, automáticamente nuestra presencia libera a otros, porque vivimos en un entorno donde la sociedad tiende a condenar el talento y éxito ajenos, de tal forma que el emprendedor cuando trabaja sin descanso y se agita por sobresalir, termina pensando que sus esfuerzos y todos sus rezos no alcanzan, porque no se le entiende y su Dios habla en otro idioma.
Rayados tenía todo a su favor, todo. Cabalgó por su nueva cancha como corcel que puede volar y se mostraba en llegadas huracanadas donde solamente faltaba el momento del festejo, pero éste se fue aplazando y de tanto, terminó siendo sólo una esperanza que se fue extenuando hasta finalizar con lágrimas en los ojos.

Por algo el muchacho Guzmán ha sido la pieza de cambio que Pachuca conservó por el arquero Cota para Chivas, porque no es un volante de contención que se limita a recuperar, sino que posee el futbol que magnifica la proyección y se equilibra en virtudes por defender y luego por conducir. Ahora, hasta concretar.
Castillo en diez años, pasó por Santos, América, Tigres, San Luis, Puebla, Xolos, Atlas y ahora Monterrey, así que todo mundo debe suponer que ese largo camino de experiencias de todo tipo, darían el balance entre su zancada y velocidad para agregarse por la izquierda, como por igual su asentamiento como un lateral de marca y seguridad. Ya se vio que no, porque Guzmán llegó como un tren para superarlo por completo por alto y cabecear a la red y al destino. En un instante nada más, Pachuca modificó el rol de víctima y pasó a ser victimario.
La supuesta gran final quedó solamente en un intento de buen partido y pasó a ser un juego de mero trámite donde solamente uno imponía las condiciones y el otro parecía comparsa que no ubicaba ni siquiera un dibujo de su gran estilo. Con Cardona desaparecido después del penal fallido, Rayados conservó la ilusión y el formato pero ya no tuvo la presencia del futbol espectacular y contundente.

Insiste Mohamed en que "así es el futbol" pero la realidad está en que Pachuca se colocó del lado de la fortuna y se encomendó a alguna genialidad o a aguantar lo que le fuese posible, sin pensar tanto en el futuro, sino ocupado en soportar el oleaje interminable y mirar el arco rival a la distancia hasta que llegó el instante supremo que procede, vaya paradoja, de un saque lateral y termina con el centro a segundo poste donde Castillo se olvida de procedimientos básicos y perece.
Dios es avaro con el talento y toca en la frente a muy pocos en la cancha y mientras el gentío entra en el juego de las ilusiones a la sartén, el destino cierra los caminos de los archivos del tesoro y condena a vivir a la sombra de un sueño.

Arcadiotm@hotmail.com

jueves, 26 de mayo de 2016

BUCENANDO EN TV

El amplio buceo televisivo del torneo corto, nos mete invariablemente a la reflexión, aunque en el espacio mismo uno vaya ubicando detalles que antes no habían sido estudiados, quizá por la rutina o porque el devenir de un partido incluía a los favoritos locales, donde hoy día todo es soledad, porque no hay anuncios concretos, sólo reina el consabido afán de la rumorología y desde luego, las no siempre sanas especulaciones, que solamente embriagan las ya de por sí desoladas ilusiones de los fans laguneros.
A la distancia, solamente la admiración, sobre todo por los Rayados regios, por la reiterada capacidad de sus jugadores de tan alto nivel técnico como Cardona, Pabón, Funes Mori, Cardozo, Sánchez y Gargano. Con un banco donde aguardan otros estelares, conformando un plantel rico en personal de alta condición, competente y competitivo y es ahí cuando sorprende la realidad que no puede ser ocultada; mientras Santos se deshizo de sus astros, los cuadros regios los incrementaron y se fue haciendo la diferencia.
Se reflexiona también en el hecho del mérito de Elvis Zubeldía, qure sin conocer el medio nacional, ni a su plantel, tomó la estafeta y se encaminó a un trabajo irregular pero que lo llevó al objetivo básico, aunque al final se haya caído. Fue demasiado porque en realidad llegó y se le dijo "esto es lo que hay" así que tuvo que ir conociendo a todos sobre la marcha y a soportar un entorno que no le fue muy benigno desde el arranque, acostumbrado a la protesta abierta, muy argentinizada, que le valió algunas expulsiones.
Todos saben desde ahora que la situación ha cambiado, con la FMF y los dueños favoreciendo la exportación de jugadores y de nuevo limitando los accesos a los nativos con muchos naturalizados, el futbol mexicano debe caminar sobre otros zapatos, porque se trata de contar con elementos que de verdad sean mejores que los nuestros para solventar su estadía, no cartuchos quemados o personal que se facilite por costos. La ola es tan creciente que hay cuadros que juegan con 6, 7 no nacidos en México y otros tantos en el banco. A ese paso el avance será más lento, aún cuando se pugne por "evolución del espectáculo" y se acuerde por un número.
Encontrar la calidad no es sencillo, se precisa de la inversión para conseguir las piezas apetecidas y no estar buscando entre fierros calientes o coches usados y botas viejas. Para que Santos de verdad sea competente de primer nivel necesita volver a la élite con verdaderos valores de calidad reconocida, que en el mercado mexicano están perfectamente identificados pero que son costosos. Lo bueno cuesta.
Para que la ilusión de la gente no se desborde, para que regrese la identidad del equipo entre su afición, Santos debe hacer varios movimientos espectaculares, especiales, significativos, no tan sólo en la conformación del elenco, lo cual es vital, sino también dentro de los factores que rodean al espectáculo para que la fanaticada regrese y transforme semejante escenario que es el TSM, con acceso a mejores precios de ingreso, de insumos, con otro horario, con incentivos varios dejando la rigidez totalitaria de estos años, que se ve claramente al no consultar a la gente por el nuevo mote del estadio, que parece "Templo de las dudas".

Arcadiotm@hotmail.com

martes, 17 de mayo de 2016

EL SABOR A CENIZAS

Con la ausencia y huída de la consistencia futbolera, Santos ha ido perdiendo la identidad y en el ejercicio de sobrevivencia y de necesidad mira cómo disminuye el carácter sobresaliente, los temores se nutren y va impregnando, las acciones a la baja de una decisiva inestabilidad emocional del pueblo verdiblanco.
Nadie duda de la belleza y funcionalidad del TSM. Su modernidad, amplitud y estética, nos permite ver el juego desde cualquier ángulo, con notoria claridad y si bien el escenario embelleció, el marco no está al nivel de la brillantez del cuadro, pues el equipo se deshizo de sus estrellas y en la renovación se agotó el talento.

La serie con Pachuca evidenció dos caras reveladoras. Una, cuando no hubo el lleno que sí apareció en todo el resto de los frentes del torneo corto. Tal evento se produce porque la gente común, por más que pueda soñarlo, no tiene acceso por los precios tan altos en insumos y boletaje, mucho más en estas instancias. Por si fuera poco el equipo ratificó en la cancha su escaso nivel de calidad.
 
A la vuelta, aparecieron el corazón, la voluntad y el deseo de los obreros de Elvis Zubeldía pero son destellos de una personalidad de lucha y esfuerzo honestos, desprovistos del oro brillante del talento, el que todo lo cambia, el que todo lo puede. A las buenas actitudes hay que sumarle buenas aptitudes.

Tuzos se complicó por no saber manejar el partido y por cansarse de fallar ante el arco y no tanto por el agobio lagunero que siempre fue desordenado, al pelotazo o dependiendo de acciones individuales, lo cual es resultante común de toda la campaña, donde se han visto claramente las falencias y limitantes.

Acostumbrado a vivir en el mundo de la protesta y la falta de autocrítica, como buen argentino, que todo derivan al mundo de las circunstancias, huyendo de realidades evidentes y tal vez pensando que todo su auditorio no tiene educación o manera de reflexionar sobre futbol, Zubeldía debe tener ya buen aprendizaje del medio y sobre todo de su entorno local, que espera no promesas, sino realidades.

Santos ante todo debe definir su situación ante su gente y si desea mayor compañía, deberá revisar los precios de todo en TSM, pugnar por cambiar su horario de partido pero sobre todo pensar en las piezas que incrustará al elenco, ahora tan pobre y con jugadores que ya no darán más o que nunca rindieron y verlo con el convencimiento de un estudio previo, que compitan como verdaderos refuerzos. Si no hay recursos, si vendrán sólo jugadores de medio pelo es bueno decirlo claramente para que la gente sepa que estará otra campaña con sabor de cenizas en la boca y para que incendie desde ya, todo el campo de sus ilusiones.
Arcadiotm@hotmail.com

miércoles, 11 de mayo de 2016

LA SEDUCCIÓN DEL MIEDO

La realidad siempre asalta a la ficción y entorpece el sueño esperanzado, porque el futbol exige se le atienda con esmero y no permite cauce para la ligereza y alegría. Es solamente una fina llamarada de dragón, que señala un nuevo destino, sin reparar que el pueblo santista tenga o no la llave de los sueños.
Se quiera o no, se es el lugar siete y ya. El torneo corto ya respira encima de nosotros y debemos cambiarle el color a la ilusión, blindada esta vez con algunos rezos, incluso, ya en el mismo "Templo de las dudas", poco antes del primero y esperemos no único, partido de la fiesta estelar, donde disfrutar antes del ánimo de la gente es grande, porque es pueblo que se ilusiona fácilmente, que ríe en las adversidades y sabe que mostrarse fuerte atrae el auxilio de los Dioses.
Zubeldía es un buen hombre y un técnico que tiene su mérito. Ha calificado a un grupo de obreros del futbol, a jugadores que de cuando en cuando destapan sus esencias, que no son pocas pero que suelen ser demasiado irregulares, como Calderón que una noche conduce al equipo con claridad y toque de privilegio y que luego desaparece con el mismo tono de su piel. O su capitán, que se hace expulsar en forma ridícula, cuando debe ser ejemplo de control y mesura.
Ha luchado el DT por ubicar a Ulises y Rabello, par de jóvenes con empeines de seda fina pero que carecen de vigor anímico para mostrarse tal cual y se limitan a dos o tres lances en pinceladas. O Rentería, equipado con turbo para derrocar cualquier zaga por habilidad, velocidad o fiereza pero que suele activar el rol de estrella del rock en pleno partido y olvidar su vital protagonismo. Si ellos supieran lo que espera el gentío de su genio, parecerían apenados todo el día.
El equipo tiene potencial, como ha dicho su presidente; es cierto, sin embargo tiene la obligación de mostrar mucho más de lo que ofreció en los últimos dos partidos, con el joven Abella ocupando la banda de vez en cuando pero fallando siempre en sus centros, que van pasados o detrás del arco y encima, descuidando mucho su marca en balones altos o dejando espacio por no arriesgar el físico.
Hacen falta garra e inteligencia, como si se tratara de una cruzada personal, porque sus fans no quieren vivir a la sombra de un sueño, ni miradas vírgenes sobre realidades nuevas, ni quiere estar desempolvando la nostalgia a golpe del presente activo. Quiere enfrentar sus miedos con dignidad y con esperanza plena en que se puede convertir todo lo que parece normal, en un arte.
La gente lagunera, ojos de gacela, frente despejada, estará vigilante y quiere continuidad en el esfuerzo, porque el futbol es el espejo de su deseada felicidad.
Alejandro Tovar
Arcadiotm@hotmail.com